Muybridge_race_horse_animated

The Flying Studio, Eduardo Pelegrín

29 julio, 2013

The Flying Studio es el Proyecto Fin de Estudios de Eduardo Pelegrín. Un proyecto de un estudio centrado en el diseño de ilustraciones móviles inspiradas en el cine y la fotografía, caracterizado por la colaboración entre diferentes creadores. El nombre del proyecto es un homenaje a Eadweard Muybridge ya que The Flying Studio era el nombre por el que era conocido su laboratorio fotográfico tirado por caballos.

Muybridge_Race_horse_animated

El término móvil, entendido como estructura cinética, lo acuñó Duchamp en 1931 para referirse a las esculturas de Calder. Hasta entonces, los artistas de vanguardia intentaban sugerir el movimiento a través de distintas técnicas y manifiestos. Calder elimina el pedestal de la escultura y sitúa la obra suspendida sobre y alrededor del espectador. En un móvil, las imágenes en constante movimiento cobran vida y ofrecen infinitas lecturas. En el proyecto de Eduardo, el fotograma se convierte en silueta para componerse en el aire con hilo de algodón y sombra.

Los ca­ballos de Muybridge, primer proyecto

El primer proyecto fue un homenaje a los caballos de Muybridge. Eduardo seleccionó siete fotogramas de los dieciséis dejados por el fotógrafo, y buscó la manera de componer las siluetas para transmitir movimiento y profundidad, lo que consigue reduciendo un diez por ciento la escala entre cada figura y componiendo el móvil de manera vertical, sujetando los caballos desde el hocico y el cuello.

Eduardo Pelegrín_2 Eduardo Pelegrín

 

 

 

 

 

 

Segundo proyecto

La segunda pieza se realizó de manera colaborativa, contando con la ayuda de Lorena Fernández y Natalia Zaratiegui, que propusieron ilustraciones en torno al tema de los monstruos de las profundidades abisales. A modo de brief visual, Eduardo realizó un vídeo de un minuto de duración compuesto por 30 secuencias de 30 películas de monstruos submarinos desde los años 20 hasta la actualidad que os dejamos aquí:

Siete días después, Eduardo recibió las ilustraciones y se dispuso a componer el móvil, observando los recorridos y las distintas combinaciones entre los niveles dispuestos. La ilustración compuesta de esta manera adquiere un acuarta dimensión definida por el movimiento y las sombras generadas a su alrededor.

¡Enhorabuena por este excelente proyecto!

Leave a Comment