Gonzalo Eyzaguirre

“Home Atlas: Mapas y cartografías de lo cotidiano”, materia impartida por Tito Pérez Mora y Rosalía Banet

11 diciembre, 2013

Los estudiantes de primer curso del Título Superior de Diseño Gráfico están cursando junto con el arquitecto Tito Pérez Mora y la artista Rosalía Banet una asignatura, “sistemas de representación” con un subtítulo tan sugerente como “Home Atlas: mapas y cartografías de lo cotidiano“. A través de esta materia se pretende ampliar la mirada que tenemos sobre lo cotidiano, partiendo de algo tan cercano a cada uno de nosotros como es nuestra propia casa.

La casa como entorno (des)conocido; como contenedor emocional, familiar, material o intelectual; como escenario o tablero de juego; la casa como mesa de operaciones.

Gonzalo Eyzaguirre

Imagen: Proyecto de Gonzalo Eyzaguirre

La semiótica visual, la representación y las referencias al mundo del diseño, el arte, la literatura o el cine se fusionan para mapear y cartografiar lo cotidiano. Las clases de Tito y Rosalía  te sumergen en un mar de referencias, desde el escritor Georges Perec al diseñador Isidro Ferrer, pasando por El Modulor del arquitecto Le Corbusier o el artista David Hockney. Todo ello con el fin de mostrar que cualquier espacio, idea o incluso sentimiento se puede transformar para ser fijado en un mapa que lo represente.

En cada entrega se trabaja con un elemento base: el punto, la línea o el plano sirven como elementos para construir patrones  y tramas. El icono y el símbolo para acceder al universo de los pictogramas o la leyenda “doméstica”. Y así sucesivamente hasta conformar un atlas personal, una colección de mapas, de un espacio tan familiar como son las casas. Y atención, porque los mapas, por muy subjetivos que sean, deben proporcionar una información que debe ser leída y entendida de manera universal.

En enero podremos ver los resultados, por el momento nos hemos acercado a Tito para plantearle algunas preguntas:

Supone todo un reto acercaros a los alumnos de primer curso con una materia que puede resultar complicada de entender, sobre todo si atendemos a que bajo el nombre de “sistemas de representación” los estudiantes esperan aprender a dibujar isométricas y diédrico. ¿Os está resultando complicado desarrollar la asignatura bajo estos otros parámetros, trabajando otra mirada de entender y representar lo cotidiano? ¿Créeis que se entiende lo que planteáis?

Desde el momento que planteamos la asignatura y sus contenidos el reto estaba sobre la mesa, éramos conscientes, pero pensábamos en las cosas que nos hubiera interesado conocer y aprender en nuestros primeros años de formación y por qué no presentarlas adaptándolas a la estructura de la asignatura. Sabemos que los contenidos y conceptos se irán asentando y asimilando con el tiempo, pero eso también nos parecía interesante: dar pistas, abrir los ojos, y dejar que cada alumno empezara su viaje personal, a través de su propio atlas. Una asignatura que empieza, pero que nunca acaba…

Confiamos plenamente en la capacidad de los alumnos para asimilar todo el material que les aportamos, pero sobre todo, esperamos que se ilusionen, disfruten y aprendan como lo estamos haciendo nosotros.

Teniendo tú una formación de arquitecto y Rosalía de bellas artes, ¿de qué manera se reflejan estos perfiles a la hora de plantear y desarrollar la asignatura?

Creo que nos complementamos bien con los contenidos planteados. Rosalía aporta una parte fundamental en la asignatura, que tiene más que ver con el mundo plástico y emocional. En mi caso, aporto una parte más técnica y racional. Consideramos ambas partes muy necesarias y complementarias. Ese fue el motivo de unir fuerzas: aportar una formación lo más completa y amplia posible.

¡Muchas gracias!

Leave a Comment